Nuevas tendencias en los centros deportivos: los bonos de sesiones

bonos de sesiones

Cualquier tipo de industria y servicio tiene que evolucionar y crear novedades para mantener el interés del cliente y continuar mejorando sus características. Dentro del mundo de los centros deportivos, está cobrando cada vez más fuerza el modelo de los centros boutiques y con ellos, introduciendo nuevas formas de adaptarse a las necesidades de la gente. Uno de esos casos es la creación de los bonos de sesiones, que vamos a explicar por qué son tan populares últimamente.

En la actualidad, el modelo para centros deportivos está muy asentado: pagas una cuota mensual y tienes derecho a ir todas las veces que quieras. Sin embargo, hay mucha gente que no tiene una disponibilidad tan grande o incluso que por pereza apenas va una o dos veces al mes y pierde dinero (la clásica broma de pagar el gimnasio y no ir no está muy alejada de la realidad).

Los avances hoy en día tienden a permitir una mayor flexibilidad al usuario y que él sea el que elija cuándo quiere ir y cómo quiere hacerlo. Por eso aparecen alternativas que buscan satisfacer este tipo de necesidades, como es el caso de los bonos de sesiones.

Los centros boutiques y los bonos de sesiones

Esta novedad ha sido introducida principalmente por los centros boutiques. Este tipo de instalaciones se diferencia del resto porque tienen un alto nivel de especialización (los más populares son los de cross training, o centros donde se trabajan disciplinas concretas), las clases están dirigidas por profesionales expertos en esa materia y tienen un alto porcentaje de uso de nuevas tecnologías para la gestión del centro y del cliente. En general son centros pequeños, con pocos alumnos por sesión, donde los entrenadores personales están muy especializados.

bonos de sesiones

Estas características hacen inevitable que se creen diferentes modelos, apoyados también por las posibilidades que permiten las nuevas tecnologías, para dar una mayor libertad a los clientes de cómo quieren acceder a esos servicios. La gente que acude a estos centros normalmente va en busca de clases concretas, no por el gran abanico de maquinaria que tienen. Por esta razón, se suelen acceder a ellas a través de los bonos de sesiones. Una pequeña rebaja del precio unitario al comprar packs de varias clases hace que resulte más atractivo, siempre manteniendo una fecha de caducidad.

Mayor libertad para el cliente

Al fin y al cabo, lo importante es ofrecerle a tu cliente un gran rango de posibilidades, porque cada uno tiene sus circunstancias. Con la transformación digital se abren nuevas formas de ofrecer esta flexibilidad.

Con una app de móvil, los usuarios pueden gestionar reservas, los bonos comprados o los horarios de las clases, en el caso de que haya algún cambio de última hora. En el caso del administrador del gimnasio o centro deportivo, este puede llevar un control mucho más exhaustivo de lo que está ocurriendo dentro de su centro y analizar las estadísticas para tomar medidas en el caso de que sea necesario.

La popularidad del ejercicio y llevar una vida sana continua en una tendencia positiva, pero no hay que olvidarse de llevar a cabo mejoras y adaptarse al cliente para que tu negocio siga también esa misma curva hacia arriba. Si tú no te adaptas a las innovaciones del sector, otro lo hará y recuerda que gran parte de las personas que se dan de baja de un gimnasio lo hacen para irse a otro de la competencia.

Azahara Benito Carrillo

This entry has 0 replies

Comments open

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>